Democracia es la manera

Por Cecilia Salazar.

En esta primera colaboración quiero hablar de la democracia. El ser demócrata es la primera obligación que tenemos los ciudadanos. Ello implica el participar de manera activa en la vida política de nuestro país, no sólo en las elecciones, -aunque esto es fundamental- sino que además de ejercer el voto útil, debemos estar atentos a todas las acciones de nuestros representantes y manifestar nuestro agrado o descontento hacia su quehacer político, exigiendo cada vez más espacios para la participación ciudadana en la Cámara de Diputados que debe dejar de ser una burocracia privilegiada, con sueldos y prestaciones exorbitantes que lastiman la dignidad de un pueblo pobre que la sostiene. Debemos apoyar la propuesta de bajar sueldos y prestaciones y que los políticos realmente trabajen y logren llevar a cabo un buen gobierno y si no lo hacen así, que la ciudadanía tenga la opción de decidir por un cambio a través de un plebiscito popular como lo propone la izquierda mexicana. Ésta no es una propuesta descabellada, en los países con sistema parlamentario, cuando el partido en el poder no obtiene la mayoría de votos en las elecciones intermedias, el primer ministro renuncia al considerar que su gobierno no ha sido aceptado por el pueblo. En nuestro sistema presidencialista no tenemos esa opción sin embargo, la figura de plebiscito popular que nos ofrece Andrés Manuel nos daría esa oportunidad.

Volviendo a nuestro tema,  a través de la historia el término de democracia ha significado diferentes cosas de acuerdo a los intereses de los gobiernos. En Atenas, Grecia, comprendía la participación de los ciudadanos en el gobierno de la polis (se excluían los esclavos, las mujeres y los extranjeros residentes en la ciudad). Durante la Ilustración nació la concepción del Estado Moderno con la división de poderes y la obligación del Estado de lograr el bien común de la sociedad como principio legitimador del mismo y de no lograrse, el pueblo tenía el derecho de nombrar otro gobierno. En la actualidad la democracia implica, además de la participación del pueblo como principio básico, la libertad, la tolerancia y la justicia social que permita a todos los ciudadanos el llevar una vida digna con igualdad de oportunidades para desarrollarse.

En México el camino hacia la transición democrática ha sido difícil. Al inicio de nuestra vida independiente copiamos los modelos políticos de Estados Unidos y Francia estableciendo constituciones republicanas con división de poderes, que aseguraban la participación del pueblo en el  gobierno pensando que, con el hecho de imponer esas instituciones México avanzaría hacia el progreso, sin tomar en cuenta las necesidades del pueblo mexicano que era rural y analfabeto en más del 80%. Sin educación no puede haber participación ciudadana, por ello en mi segunda participación hablaré de la educación.

Durante nuestro primer siglo de vida independiente, el país vivió una serie de guerras civiles entre conservadores y liberales y cuatro guerras internacionales (Independencia de Texas, Guerra de los Pasteles, Guerra con Estados Unidos, Intervención Francesa) y no fue sino hasta 1876 que Porfirio Díaz impuso una paz que permitió a lo largo de sus poco más de 31 años de gobierno el crecimiento del país, aún cuando la mayor parte de la población no se benefició de ello, ya que el modelo liberal adoptado por Díaz benefició a los capitales extranjeros que desarrollaron la industria, extrajeron los minerales y el petróleo, despojando a las poblaciones indígenas de sus tierras a través de las compañías deslindadoras; apoyó a los grandes hacendados que exportaban productos como café, algodón, azúcar, añil, cacao, tabaco, entre otros; se construyó el ferrocarril,  símbolo del progreso que, aunque el tendido de las vías tenía como objetivo llevar a los puertos y a Estados Unidos los productos de exportación, fue de gran utilidad para el transporte y que es un medio de transporte barato, ecológico, eficaz que ha sido descuidado desde entonces.

Así pues, durante el porfiriato se dio un gran crecimiento económico pero bajo el modelo de capitalismo liberal, dependiente de las grandes economías y que no benefició a la mayor parte del pueblo mexicano que seguía siendo analfabeta y desempañaba las labores del campo o trabajaba en las fábricas con sueldos miserables que les obligaban a endeudarse en las tiendas de raya heredando sus deudas a los hijos que se veían imposibilitados de buscar otras oportunidades.

En la célebre entrevista celebrada entre el periodista James Creelman y Porfirio Díaz en 1908, Díaz nos da a conocer su concepto de democracia y justifica su dictadura aclarando que cuando él llegó al poder la mayor parte del pueblo mexicano era pobre y analfabeta, por tano,  incapaz de participar en la vida política del país; la democracia, nos dice Díaz, sólo es posible en los países avanzados que tienen una clase media ya que los ricos sólo se ocupan de sus negocios y los pobres de sobrevivir. Díaz afirmaba que durante su gobierno en México había  iniciado ya la formación de una clase media, que es la clase que tiene educación y que se preocupa por el desarrollo del país, por tanto, afirmó que el país se encontraba listo para iniciar una vida democrática en el proceso electoral de 1910.

Todos sabemos muy bien lo que pasó en esas elecciones y cómo la represión dio lugar a la Revolución Mexicana que tenía la democracia como uno de sus principios más importantes “Sufragio Efectivo, No Reelección” fue la frase que enarboló Madero dando lugar a un movimiento armado que duró más de 10 años y que costó miles de vidas y daños materiales que atrasaron el desarrollo de nuestro país y que terminó dando lugar a una dictadura de partido que impuso instituciones y gobernó desde 1929 hasta al año 2000, año en donde el pueblo decidió votar por un cambio, esperando que al elegir otro partido el país tendría una transformación tanto en su economía como en sus instituciones.

Doce años después del cambio es visible que la burocracia en lugar de disminuir aumentó de manera considerable, se crearon secretarías e institutos que sólo engrosaron la nómina del Estado. En cuanto al modelo económico, aquellos que pensaron que el PAN era un partido surgido de la social democracia cristiana que buscaría apoyar a las comunidades rurales y a la educación pública como palanca para el desarrollo del pueblo, observaron cómo se continuó el modelo neoliberal que sólo beneficia a las compañías multinacionales y a la élite política que participa de sus negocios y sus allegados. El “PRIAN”, como lo llamó López Obrador, ha permitido no sólo la conservación del estado de las cosas, sino que ha exagerado las prácticas que reprochaban al PRI, como por ejemplo, dar más apoyo a los grandes empresarios extranjeros y nacionales y menos presupuesto a la educación pública acusándola de no tener calidad y de estar secuestrada por el sindicato. Si bien es cierto que necesitamos mejorar la calidad de la enseñanza -empezando por las escuelas normales y capacitación de los maestros- el privatizar la educación dando becas para que los niños y jóvenes estudien en escuelas privadas no es el camino. La educación debe ser la prioridad en la agenda nacional para que podamos formar jóvenes ciudadanos comprometidos con el cambio y con el desarrollo de nuestro país. Debemos buscar el cambio y en los jóvenes está la esperanza para que con su voto puedan lograr que México transite de verdad a un país que vea por el pueblo de México y lo lleve a su desarrollo.

Nos leemos en la próxima entrega.

Fuentes:

Delgado de Cantú, Gloria. Historia de México, El proceso de gestación de un pueblo. Vol. 1. México. Prentice Hall, 202, cuarta edición.

http://www.bibliotecas.tv/zapata/bibliografia/indices/entrevista_diaz_creelman01.html

¿Y tú qué piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s