Protección a tu privacidad

Por Irma Méndez. Hace poco llamó mi atención que “al primo de un amigo” lo confundieron con una persona que está considerada como altamente peligrosa y por ello, fue llevado ante las autoridades y, de igual forma, fue fotografiado y filmado para después proyectar su imagen como el responsable de algunos delitos cometidos con lujo de violencia.

Luego de las investigaciones, UPSSSSS!!!! Las autoridades se dieron cuenta que el responsable de esos delitos era otra persona; sin embargo ya había sido fotografiado, filmado y su imagen ya había sido publicada en varios medios de comunicación.

¿Tú crees que sea justo que publiquen la foto que te tomaron durante la última fiesta y en la que aparecías “no muy lúcido” o la proyección del video que dedicaste a tu novio o novia, sin TU CONSENTIMIENTO?

Éstas no son historias aisladas, hay miles de historias similares donde las imágenes son publicadas sin consentimiento de la persona que ahí aparece y donde el honor de las personas se ve afectada y donde lo único que reciben es un: ¡¡¡LO SENTIMOS!!!

Ésta es una situación que por mucho tiempo ha estado sin regulación jurídica y que lo sigue estando en muchos estados de la República Mexicana. Sin embargo, en mayo de 2006 el Gobierno del Distrito Federal publicó la Ley de Responsabilidad Civil para la Protección del Derecho a la Vida Privada, el Honor y la Propia Imagen.

Una vez más el gobierno de izquierda vela por la protección de ciertos derechos que son sumamente importantes y que son violentados constantemente, y que esta violación influye hasta en nuestra integración a la sociedad y que para otros gobiernos resultan poco atendibles.

Con esta Ley como su nombre lo refiere se pretende proteger el derecho a la VIDA PRIVADA, es decir, aquella que no está dedicada a una actividad pública y que no debe importar a la sociedad y en la que los demás no deben tener acceso alguno.

Protege también el HONOR que es el valor que las personas hacen de una persona y que se identifica con la buena reputación y fama.

Finalmente te garantiza de que tu IMAGEN, es decir la reproducción identificable de tus rasgos físicos sobre cualquier soporte material, no sea publicada sin tu consentimiento.

Ahora con el uso de las redes sociales y del internet, el daño a la imagen, a la vida privada y al honor es el “pan de todos los días”.

Desafortunadamente no todos los estados de México tienen una ley de esta naturaleza, aún así  vale la pena que la leas. Recuerda que el Gobierno del Distrito Federal representa una tendencia y está en nuestras manos que ésta llegue a todo el país.

¿Y tú qué piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s