¿Por qué nos queremos parecer a EE.UU.?

Por Luis Piza. Desde inicios de la década de 80, con el entonces presidente Miguel de la Madrid, se instauró un nuevo modelo económico para México que los países de primer mundo estaban adoptando en el resto del orbe: el modelo capitalista neoliberal. Este modelo se basa en acotar el control del Estado en casi todas las áreas, sobre todo en la economía, y pasarle esta estafeta a los empresarios, presuponiendo que todos ellos son gente que se ha vuelto rica cuyo éxito está basado en el trabajo, la moral y las buenas prácticas que, de manera casi darwiniana, los han hecho sobrevivir por ser los más aptos. Los empresarios exitosos de la sociedad civil, representan en este modelo, la antítesis de los corruptos e ineficientes gobernantes.

El Tratado de Libre Comercio de América del Norte, la privatización de prácticamente todas las paraestatales (empresas que eran manejadas por el gobierno y se concesionaron a particulares) y la moda de que los presidentes fueran educados en prominentes universidades privadas en el extranjero, son algunas de las puestas en práctica de este modelo a finales del siglo pasado con los presidentes De la Madrid y Carlos Salinas de Gortari.

El modelo no tardó en fracasar en México. Por un lado se había prometido un crecimiento del país tal que la gente, confiada de que vendrían varios años de empleo y buenos salarios (pues ya nos codeábamos con el “primer mundo”), comenzó a pedir créditos bancarios en desproporción sin saber que en poco tiempo no sólo carecerían del dinero para pagarlos, sino que los bancos incrementarían los intereses en centenares de porcentaje.

Finalizando el sexenio de Salinas, el país se encontraba sumergido en una de las peores crisis de su historia, no sólo económicamente, con gente siendo despojada de sus casas y sus bienes embargados por los bancos; sino también políticamente, con un nuevo presidente que surgía como sustituto del asesinado Luis Donaldo Colosio quien proponía volver a un modelo de izquierda; y en lo social, con el levantamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, un grupo de indígenas armados liderados por el Subcomandante Marcos, que exigían el reconocimiento de sus derechos humanos así como un cambio en el modelo económico sustentado en su rechazo a las condiciones de pobrezaextrema que vivían (y a la fecha, viven).

En América Latina el modelo ha fracasado de la misma manera y han sido algunos países de Sudamerica quienes han corregido el rumbo, el más emblemático es Brasil, que tras dos periodos de gobierno del ex líder sindical del socialista Luiz Inacio “Lula” da Silva, ahora es uno de los grandes países emergentes junto con Rusia, India y China (El famoso BRIC).

El resto del mundo ha experimentado el “quiebre” de este modelo en el siglo XXI, incluido uno de los creadores y más arduos promotores del neoliberalismo: Estados Unidos. Este golpe ha sido tan obvio, que han optado por un cambio de camino político represantado por un presidente afroamericano, pero lo más importante es la política, que si bien no es un modelo purista de izquierda, representa una derecha mucho más moderada y con varios tintes de socialismo y mucho más liberal.

México ha intentado corregir el camino en varias ocasiones en la historia reciente. Primero, con la votación de 1988 en la que se presume que el entonces candidato Cuauhtémoc Cárdenas ganó las elecciones y se cometió un fraude electoral para imponer al candidato que le diera seguimiento al modelo neoliberal, Carlos Salinas. Hay quienes aseguran que en ese entonces el PAN pactó con el PRI en contra del PRD para respaldar la “victoria” de Salinas a cambio de varias concesiones políticas, entre ellas, la presidencia en 2000. En 1994, se rumora que miembros del mismo partido gestionaron el asesinato de Colosio. En 2000 Vicente Fox prometiendo “sacar al PRI de Los Pinos” gana los comicios electorales con gran simpatía y apoyo del pueblo mexicano, mismos que no podría conservar ni mantener el resto de su sexenio debido a la continuidad que le dio al sistema político que dejó el PRI. En 2006 se comente un nuevo fraude electoral en la elección, aparentemente, más cerrada de la historia.

Durante todo este tiempo que se mantuvo el modelo económico capitalista neoliberal el país ha generado más pobreza y pobreza extrema, más emigrantes, más desempleo, más violencia, menor grado de educación, más dependencia y más intervencionismo extranjero en el país. No ha generado más ricos, pero los que quedan son mucho más adinerados que nunca. Cabe destacar que a partir de 2000 se liberó a Raúl Salinas de Gortari, se “escapó” el narcotraficante más importante del país, Joaquín “Chapo” Guzmán y Carlos Slim fue nombrado el hombre más rico del mundo según la revista Forbes.

Hoy en 2012, el pueblo mexicano sigue exigiendo el reparto equitativo de la riqueza, oportunidades de crecimiento a través del trabajo honesto y su participación en la toma de decisiones de la nación. La diferencia son las redes sociales y el contexto político-social-económico del resto del mundo. Los jóvenes jugamos un papel vital y tú estás invitado a cambiar tu historia.

¿Y tú qué piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s